¿Cómo emplayar una tarima de forma manual?

Spread the love

Es fácil pensar que cualquiera podría emplayar una tarima, pero, no es sino hasta que la mercancía resulta dañada que nos damos cuenta que no es así. Emplayar manualmente es un proceso difícil porque para tensionar la película de manera uniforme se necesita fuerza y consistencia. Sin embargo, si eliges el producto correcto y sigues estas recomendaciones evitarás las consecuencias de una mercancía dañada. 

Utiliza película pre-estirada para emplayar

Un rollo de película pre-estirada es de un 40 a 60% más ligero que un rollo convencional, lo que permite manipular fácilmente el material. Son muchos los beneficios de utilizar una película pre-estirada para emplayar, básicamente, se obtiene una carga más estable con menos producto, con menos esfuerzo físico y con menos desperdicios. 

Sujeta el rollo de forma correcta

Al emplayar la tarima procura mantener el rollo en posición vertical y la película alejada del cuerpo, de esta forma evitarás rasgar la película y la aplicación será uniforme. Para minimizar el riesgo de lesiones en los dedos o la muñeca se recomienda utilizar un aplicador ergonómico.

Camina hacia adelante al emplayar la tarima

Cuando se emplaya una tarima caminando hacia atrás aumentan los riesgos de sufrir un accidente, por ejemplo, al tropezar con un objeto y caer al suelo; además, cuando se inclina el cuerpo hacia atrás la espalda experimenta una mayor tensión lo que puede ocasionar una lesión. Al caminar hacia adelante se evitan estos riesgos y se asegura emplayar de una forma más consistente. 

Utiliza tanta película como sea necesario, mientras más pesado sea el producto más capas de película se necesitarán para contener la carga. Finalmente, para evitar deslizamientos de mercancía asegura la base de la carga a la tarima con unas capas extra de película. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *